Saltar al contenido

Fotógrafo de Arte

La fotografía es en sí misma un arte, pero hay que tomar en consideración que su objeto es la reproducción de la realidad. Aun cuando algunos fotógrafos profesionales compongan un encuadre o fotografía como el que crea un escenario, los objetos y personajes son siempre reales. Es por esta razón que un fotógrafo de arte debe demostrar mucho respeto por el objeto que va a fotografiar, tanto como un pintor lo haría por su modelo o el paisaje que retrata, tanto como un escritor por su idea de historia.

Lo que caracteriza a la fotografía de obras de arte es la dedicación y trato hacia el objeto artístico pues su propósito es captar con fidelidad los detalles de la obra, el color y la textura. Para lograr esto, la fotografía profesional de arte se vale del correcto posicionamiento del equipamiento técnico (pantallas, reflectores, flashes) que garantizan una iluminación pareja sobre toda la obra, que no genere sombras inadecuadas o altere la percepción de los colores.

Las técnicas ópticas de las cuales se vale un fotógrafo de arte profesional buscan la mejor calidad en la imagen resultante pero el proceso tiene dos fases, siendo la primera la que involucra la captación de la imagen con la cámara, y la segunda constituye el proceso de edición fotográfico. Gracias a la tecnología digital, la edición de fotografía profesional puede realizarse con programas precisos y cartas de color de referencia.

Funciones de un fotógrafo de arte

Si estas buscando contratar un servicio de fotografía de arte, es importante que tengas en mente ciertos aspectos que te indicarán la calidad del servicio que recibirás. Como indicamos anteriormente, la dedicación del fotógrafo profesional de arte hacia el proceso fotográfico y el respeto hacia la pieza de arte, sea esta un cuadro, una escultura. El comportamiento debe ser igual, sea para fotografía de bellas artes o para fotografía de arte callejero.

fotografo de arte madrid

Por esta razón, es bueno que conozcas las funciones de un fotógrafo de arte elementales durante el proceso y de las cuales debes estar atento:

– Respecto por el arte

Volver sobre esto no es redundar considerando su importancia. El profesional de fotografía debe amar el arte, conocer su historia y no interferir en ningún momento con la integridad de la pieza, cosa que puede ser fácil en el caso de un cuadro pero cuando se trata de una escultura o un montaje artístico, la situación es diferente y el cuidado al moverse en el área es en sumo delicado.

– Conocimiento del equipamiento técnico

Todo buen fotógrafo debe contar con las herramientas necesarias para su oficio. ¿No esperarías ver a un pintor sin pinceles o pintura, cierto? Aunque esto parezca obvio, con un ojo atento pueden revelarse muchos secretos. El fotógrafo profesional de arte no solo cuenta con su equipo, lo usa con seguridad. Debe ser él o ella quién dicte las pautas y dirija el proceso, ubicando el equipo con decisión, listo para hacer las pruebas de iluminación previas.

– Pruebas de iluminación

Este proceso consiste en ubicar las fuentes de luz y las pantallas reflectantes de manera que se logre una iluminación homogénea sobre la pieza de arte. Si se trata de un cuadro, el objetivo es que la obra no tenga zonas ensombrecidas ni tenga brillos que alteren el color final. Si se trata de una escultura se hace necesario jugar con las sombras de manera que se realce la tridimensionalidad del objeto, además las esculturas requieren de la consideración de un fondo especial.

– Revisión continua del color

El fotógrafo debe tomar varias capturas del objeto entre ajustes de luz (si son necesarios) con el fin de asegurar un abanico de opciones para el proceso de edición. Entre las diversas tomas debe aparecer una carta de color para fotografía, una cartilla que permite revisar durante la edición que los colores en la imagen no sufrieron ningún alteración por la iluminación y que se ajusten a la perfección con el original.

Por supuesto, estas pautas solo pueden ser observadas durante la captura de la imagen, el proceso de edición se escapa de la atención del cliente.

3 Consejos para contratar un fotógrafo de arte

Como en las buenas historias, los consejos llegan cerca del final y aquí expondremos unos últimos consejos a la hora de contratar un fotógrafo de arte:

  1. Portafolio: Siempre es bueno revisar el portafolio del fotógrafo, algunos están a disposición en la website del profesional o de la agencia a la que pertenece.
  2. Equipo: Pregunta por el equipo que utiliza incluso por la marca de la cámara y el tipo de lente. La calidad de estos puede determinar el resultado (aunque algunos pueden ofenderse).
  3. Entrevista: Como con todo contrato, una simple entrevista puede separar lo bueno de lo común.

Esta publicación espera haber aportado a la conservación y continuación del arte mediante un poco de conocimiento pertinente.

el mejor fotografo de arte