Saltar al contenido

Fotógrafo de Interiores

fotografo de interiores

Los fotógrafos de interiores responden a la necesidad de quienes necesitan vender casas o alquilar apartamentos o habitaciones, principalmente, aunque también pueden fotografiarse interiores con otros motivos como promocionar un restaurante o un espacio de interés turístico y/o patrimonial.

En muchos casos estas fotos son las que proporcionarán el enganche al cliente que anda buscando una oferta inmobiliaria o para rentar algún lugar por algunos días. Si la imagen le atrae, le convence se mostrará más interesado en conocer más detalles sobre la casa o la locación ofrecida.

El fotógrafo de interiores es aquel capaz de crear una atmósfera que evoque o que inspire sensaciones agradables en el observador y cliente al punto que le provoque estar en un lugar así, rentar, visitar, permanecer o adquirir un espacio que le transmite la sensación de paz, tranquilidad, relajación o alegría.

Tips importantes para un fotógrafo de interiores

Planifica

En la fotografía de interiores hay que realizar las cosas con el debido tiempo, nada es inmediato, existe una gran elaboración tras cada imagen lograda. El primer paso consiste en hacer una planificación de las fotografías que vas a realizar, según la locación. No es lo mismo fotografiar un restaurante, un templo o una recámara.
Tendrás que tomar en cuenta aspectos como iluminación, si es de día o de noche, de dónde provienen las fuentes de luz naturales o artificiales. Asimismo debes estudiar y decidir con qué tipo de lentes u otros accesorios acompañarás a tu cámara. Por lo general se escogen las dos estancias que mejor representen el lugar y se toman fotos de cada espacio desde tres esquinas distintas.

La luz es por lo general el principal problema que enfrenta el fotógrafo de interiores, pues el interior de las edificaciones presenta dificultades técnicas para la labor fotográfica. Por ello debe estudiar y conocer bien las cualidades y propiedades de la luz, para poder solventarlo.

Emplea un Gran angular

El uso de este tipo de lente es muy recomendable porque podrás abarcar más elementos en el encuadre, lo cual es muy necesario sobre todo cuando se trabaja en espacios reducidos. Puedes complementarlo con el uso de un Angular. Los diafragmas medios como f/8 y f/11, pueden ayudarte, ganando profundidad de campo, pero también lo hará un f/2.8.

Usa el trípode

Este instrumento te aportará una gran ventaja en tu tarea: podrás tomar fotografías a velocidades muy lentas para poder captar la poca luz existente en algunos ámbitos, consiguiendo algunas de esas imágenes que resultan conmovedoras, inolvidables. Es conveniente que este posea mando a distancia y que sea de rótula preferiblemente micrométrico.

fotografa de interiores

Aprovecha la luz natural

Nada mejor que hacer un buen uso de las fuentes de luz natural, como por ejemplo, ubicar al sujeto u objeto a un lado de una ventana, o disparar el obturador en el momento del día con las mejores condiciones lumínicas. Aumenta prudentemente la sensibilidad ISO. Haz mediciones de luminosidad con un fotómetro.

La múltiple exposición es otro recurso para ser explotado durante la postproducción, obteniendo una imagen HDR, de alto rango dinámico, o reduciendo contrastes excesivos de luminosidad, como por ejemplo, al fotografiar ventanas y balcones.

Recurre a otros recursos y accesorios para la iluminación

El fotógrafo de interiores requiere de algunos recursos básicos para proveer una iluminación suficiente a los elementos que vaya a registrar. Los reflectores externos serán indispensables. Tu kit además debería incluir flashes, y sus triggers o mandos a distancia. Estos deben ser utilizados con cuidado para no afectar la naturalidad. Se rebota su luz en los techos o en las paredes, suavizando la luz, ablandando las sombras muy duras de las estancias.

iluminacion fotografo interiores

Atención a la composición

La composición es la disposición de elementos y sujetos en la fotografía. Si se trata de habitaciones, salas, comedores puedes recurrir al modo Live View para tener una idea de los espacios. Si quieres dar una impresión de mayor amplitud incluye en tu encuadre las líneas del techo y de las paredes. También puedes contrastar objetos más grandes en primer plano con otros más pequeños al fondo.

Haz las modificaciones que tengas que hacer con lo que no cuadra. No dudes en mover lo que tengas que mover, sean cojines, lámparas, cuadros, jarrones, e incluso muebles. Debes estudiar algunas reglas esenciales para la composición como la simplicidad, la simetría o la asimetría, la ley del horizonte, el evitar la sección central, la Regla de tres tercios o la Sección áurea, los elementos básicos del diseño, entre otros.

Destaca los elementos importantes, si es un hotel, por ejemplo, el jacuzzi, las camas, una ventana con una bella vista, el confort que se ofrece. En ocasiones, un simple elemento puede aportar esa atmósfera acogedora, como por ejemplo, un manto doblado sobre un lecho o una taza de café o chocolate humeante con algún delicioso panecillo.

En cuanto al encuadre, varía el ángulo y la altura, pero siempre mantén la cámara paralela con el plano que proyectas fotografiar. Debe haber un equilibrio entre intensificar la amplitud y los elementos de una habitación y la realidad de la misma para evitar distorsiones.

¿Qué efecto quieres lograr con la fotografía?

Nunca debe obviarse este sentido principal: si quieres lograr una determinada atmósfera, si te proyectas producir tal o cual sensación en el observador y /o cliente, o si harás énfasis en las líneas o las formas, en la luminosidad propia de las producciones para la promoción inmobiliaria.

fotografos de interiores

El momento de la postproducción

Hoy en día la fotografía se rehace en el nuevo laboratorio: una aplicación de edición digital. Especialmente si has empleado el modo o formato RAW. Programas como Photoshop o Lightroom te facilitarán las prestaciones necesarias, aunque también existen App gratuitas. Algunas de las tareas de esta fase serán:

  • Corregir las distorsiones de los gran angulares y las aberraciones cromáticas
  • Realizar el ajuste de blancos
  • Precisar el contraste de luces y sombras
  • Eliminar objetos o detalles indeseados
  • Ajustar el enfoque
  • Trabajar en HDR o técnicas blending para las sobreexposiciones
  • Utilizar la técnica del bracketing para sobreexposiciones solucionando los contrastes de luz interior y exterior en las estancias